¡Feliz día de Reyes!

El 6 de enero es el día en que llegan los “Reyes Magos” dejando regalos. Además, ese día se parte la Rosca de Reyes que es un pan ovalado con frutas secas caramelizadas en el exterior como higos, acitrón y cerezas, que se acompaña con una taza de delicioso chocolate o atole caliente. Mientras en el interior del pan reposan unos muñequitos con forma del niño Jesús y según dicta la tradición a quien le toca muñeco en su trozo de rosca le toca “pagar” los tamales el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

 

Ambas tradiciones tienen sus raíces en la formación católica del pueblo mexicano, así que  veamos la historia de estas costumbres desde sus orígenes:

 

Esta celebración se originó en Oriente como la fiesta de la epifanía (la revelación), pero pasó a Occidente durante el siglo IV, y simbolizó la fiesta del bautismo de Jesucristo.

Se dicen muchas cosas respecto a si eran o no eran reyes, pero una de las teorías es que Melchor era rey de Persia, Gaspar rey de Arabia y Baltasar rey de la India; los cuales viajaron durante nueve meses para estar presentes en Belén en el momento del nacimiento de Cristo.

 

Los diferentes tonos de piel (blanca, morena y negra) fueron adjudicados por la imaginación del hombre Medievo, para representar a las tres razas humanas que se conocían en la época. De acuerdo con otra versión, la llegada de los reyes de Oriente ocurrió entre dos y tres años después del nacimiento de Cristo. A los tres reyes se les llama “santos” y “magos”, no porque lo fueran, sino porque se consideran eruditos y bondadosos.

 

Recordemos que los reyes llevaron regalos a Jesús como oro, incienso y mirra, por lo que la cultura mexicana como otras hispanohablantes adoptó la tradición de dar regalos a los niños en representación a los regalos hechos por los reyes a Jesucristo.

 
Origen y simbolismo de la rosca de Reyes:
 

Se remonta a la época de la Conquista española. La rosca como mencionamos antes tiene oculta una figurita de ñiño, que convierte a quien la descubre en su rebanada en rey de la fiesta y padrino del “Niño Dios” el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

 

Uno de los significados de la rosca es el ocultamiento del niño Jesús, cuando Herodes, por temor a perder su reino, ordenó matar a todos los niños nacidos en ese tiempo. La figurita representa a Jesús, protegido por José y María de la furia de Herodes.

 

 

Please reload

Publicaciones recientes
Please reload

Llámanos: 667 712-45-78    /   dvsocial@hotmail.com   /   Epitacio Osuna 900 col. Jorge Alma C.P. 80200 Culiacán, Sin. Mex.

© 2013 Desarrollo con Visión Social I.A.P. Todos los derechos reservados. / Aviso de Privacidad

  • w-facebook
  • Twitter Clean